Las características constructivas, de funcionamiento y seguridad que debe reunir un restaurador OSM para poder utilizarse en las subestaciones de distribución eléctrica de la propia CFE están determinadas por la Comisión Federal de Electricidad, a partir de normas nacionales e internacionales. Hoy en día existe una gran variedad de restauradores, pero no todos llegan a cumplir con estas características, ni con la serie de pruebas de control de calidad a las que somete la CFE a los equipos antes de ponerlos en marcha; por ello, en Asesores en Alta Tecnología les recomendamos que si desean adquirir un restaurador opten por los comercializados por empresas fabricantes que garantizan el cumplimiento de todos los estándares de seguridad, características constructivas y de funcionamiento en sus restauradores, como lo es OSM.

Como es bien sabido, el restaurador eléctrico o reconectador es uno de los elementos básicos en las subestaciones de distribución eléctrica, que funciona automáticamente para interrumpir o aislar la línea eléctrica cuando se presentan fallas en las instalaciones, esto con el fin de reducir el tiempo de falla y evitar que una falla temporal llegue a convertirse en una falla permanente. Asimismo, su uso permite la coordinación de otros dispositivos de protección colocados en la instalación para llevar a cabo el aislamiento de la línea eléctrica cuando se presentan fallas en ella.

La capacidad y características de los reconectadores automáticos o restauradores varían y OSM cuentan con equipos de 15, 27 y 38 kV diseñados especialmente para utilizar en líneas de distribución aérea y en subestaciones cuyos voltajes corresponden a esos valores. Los restauradores OSM ofrecen un largo tiempo de vida útil incluso bajo condiciones ambientales rigurosas. Cuentan con interruptores al vacío en una carcasa de resina epóxica aromática contenida en un tanque fabricado en acero inoxidable con recubrimiento en pintura al polvo, el que además tiene contención y ventilación de fallas al arco eléctrico.

Su diseño está pensado para que el restaurador pueda utilizarse como equipo independiente, con integración a sistemas de control remoto y en sistemas de automatización avanzada. Lo anterior es posible gracias a que incluyen un cubículo de control y comunicaciones RC10, el que está basado en un microprocesador que integra las funciones de protección, registro de datos y comunicaciones. Su automatización se puede configurar por el usuario y el equipo puede utilizarse con o sin sistema de comunicaciones para lograr una reducción eficiente de los tiempos de interrupción del sistema.

El voltaje de un restaurador OSM se mide por medio de pantallas de fibra de carbono de acoplamiento capacitivo en los seis bushings, y su corriente es medida en las tres fases a través de transformadores. Su mecanismo es operado por tres actuadores magnéticos, uno en cada fase, y están enclavados de manera mecánica para garantizar su correcta operación trifásica. Los bushings se fabrican de polímero estable resistente a los rayos UV, con una cubierta de hule silicón para dar una distancia apropiada de fuga. En cuanto a los actuadores magnéticos, estos se operan desde capacitores con carga almacenada, que se encuentran en el cubículo de control y tienen punto de conexión a tierra ubicado en la parte lateral del tanque.

En posición cerrada, el dispositivo se bloquea por un seguro magnético de bobina y puede abrirse mecánicamente con una pértiga mediante la palanca que se ubica en la base del tanque. Precisamente en su base el tanque indica la posición de abierto o cerrado del equipo para lo que usa un señalamiento de “O” en color verde para marcar que los contactos están abiertos y un “I” en rojo para designar que están cerrados. Otro elemento que incorpora para reflejar el estado del reconectador es un microswitch que se conecta a la parte electrónica del control, el que proporciona un cortocircuito cuando se desconecta el cable de control, característica que contribuye a mejorar la protección del restaurador frente a impulsos.

El cubículo de control y comunicaciones del restaurador, como ya mencionamos, se basa en un microprocesador que cumple la función de relé de protección de sobrecorriente direccional, falla de tierra, falla de tierra sensible, reconexión automática, registro de eventos, registro de demandas, medición instantánea y unidad de terminal remota para controlar a distancia el dispositivo. Su panel de control cuenta con pantalla LCD con retroiluminación y un teclado; se compone de tres módulos: panel de operador con interfaz de usuario, módulo de interfaz de interruptores, módulo de relé. El módulo de interfaz de interruptores está asociado con la batería de alimentación del equipo y cuenta con capacitores que dan la energía de disparo y cierre del tanque del restaurador. Las baterías que utiliza el equipo son de plomo-ácido selladas y reciben una carga flotante que según la temperatura es compensada.

El restaurador eléctrico cuenta con:

Protección para sobrecorriente direccional y fallas de tierra.

Protección de tiempo inverso.

Protección de tiempo definido.

Protección de falla a tierra sensible direccional.

Protección de voltaje.

Protección de frecuencia.

Para realizar las mediciones de los voltajes se utilizan transformadores de corriente y sensores de voltaje de acoplamiento capacitivo y el registro de eventos de estos restauradores se hace con sello de hora y fecha en una resolución de 0,01 segundos, mientras que el perfil de carga se registra según las preferencias del usuario en periodos de 5, 10, 15, 30, 60 y 120 minutos.

Por otra parte, como ya mencionamos, los restauradores OSM se controlan vía remota mediante su control RC10 al que se le pueden agregar módulos de hasta ocho entradas y ocho salidas digitales que el mismo usuario puede configurar. Estos módulos se pueden colocar de manera tal que se extienda la capacidad del controlador hasta dieciséis entradas y salidas, y se pueden mapear ocho puntos en cada una de las salidas. Además, en el cubículo de control se puede montar un radio o módem y la alimentación para radio tiene potencia nominal de 12 V 15 W a servicio completo con ciclo de trabajo de 30 W.

Les recordamos que en el catálogo de Asesores en Alta Tecnología encontrarán equipos y material eléctrico en media y alta tensión, de calidad aprobada por la CFE. Los invitamos a ponerte en contacto con nosotros para conocer a detalle las características de los productos que ponemos a su disposición y para solicitar asesoría especializada en la elección del restaurador OSM que se adapte mejor a su proyecto.