RestauradoresLos restauradores son dispositivos capaces de controlarse de manera automática que están instalados en las líneas de distribución del Sistema de Suministro Eléctrico. Su función es la de impedir el paso de la electricidad y cerrar los circuitos de corriente alterna en una serie de cierres y aperturas hasta realizar un cierre o apertura definitivo; la finalidad de hacer esto es responder ante alguna falla temporal de la red eléctrica, lo que evita mayores daños en la instalación o que se convierta en una falla permanente.

En caso de que la falla sea permanente, los restauradores se coordinan automáticamente con otros dispositivos de protección con el fin de reducir el tiempo de interrupción en el suministro eléctrico.

Un restaurador está compuesto por un cuerpo metálico en el que están montados interruptores aislados en resina cloalifática. Dichos interruptores tienen sensores encargados de captar la señal eléctrica con el fin de medirla y tratarla en caso de falla. Ya que un restaurador tiene una estructura autosoportada, su instalación en los postes de luz es muy sencilla.

Estos dispositivos operan de la siguiente manera:

1.- Al momento de una falla, una bobina de disparo se llena de energía y ejerce fuerza sobre un trinquete mecánico (un engranaje que puede girar solamente en una dirección), y éste a su vez deja caer los contactos móviles.

2.- Los contactos móviles están compuestos por resortes tensionados, cuando ocurre la primera apertura rápida y caen los contactos, llenan de energía la bobina de cierre, diseñada para funcionar un número determinado de veces.

3.- Esta bobina de cierre realiza una operación sobre un aparato mecánico encargado de manipular los contactos móviles, lo que le permite conectarse de nuevo con los contactos fijos.

4.- Finalmente, el restaurador se conecta y se alista en caso de que ocurra otra falla, siempre y cuando se trate de una falla temporal. Pero cuando se trata de una falla permanente, el dispositivo repetirá varias veces el proceso ya descrito las veces que se le hayan programado.

Los restauradores operan por secuencias y pueden ser programados para abrirse un máximo de cinco veces, mientras que se pueden cerrar hasta cuatro veces en un sólo proceso de operaciones. A los intervalos de tiempo que pasan entre la apertura y cierre de los contactos del restaurador se le llama tiempo de reconexión, mientras que el tiempo de reposición es el periodo que pasa entre la finalización de la maniobra y la reposición de su programación original. Por otro lado, el restaurador comienza a ejecutar el trabajo programado cuando detecta un valor de corriente bajo, a dicho valor se le conoce como corriente mínima de operación.

Existen varios tipos de dispositivos de restauración según su forma y sus aplicaciones; por ejemplo, por el método de trabajo pueden ser monofásicos o trifásicos, por el tipo de control se clasifican en restauradores con microprocesador, con control hidráulico o electrónico —los cuales se pueden controlar a distancia a través de un GPRS, fibra óptica o un radio de frecuencia; por el tipo de interrupción se dividen en vacío o en aceite y finalmente pueden tener aislamiento sólido, con aceite o SF6.

Como ya se explicó, un restaurado puede estar instalado en diversos puntos del sistema de distribución de energía eléctrica, ahora bien, para dicha instalación se deben de cumplir con algunos requerimientos: para empezar, el diseño del restaurador evidentemente tiene que coincidir con el de la red de distribución, la corriente mínima de operación debe de estar programada de tal manera que el dispositivo pueda detectar cualquier falla en la zona de protección y por último, la secuencia de operación debe de coincidir con los otros aparatos encargados de protección de la red.

Así como los restauradores son dispositivos capaces de proteger cualquier falla en la red de distribución eléctrica, también existen otro tipo de artefactos encargados de cuidar cualquier problema en las instalaciones eléctricas del hogar como el fusible, por ejemplo —su uso dentro de las viviendas es imprescindible, consiste en un pequeño cilindro que contiene un conductor que soporta el paso de una corriente de intensidad determinada, si la intensidad aumenta, éste se calienta hasta fundirse para abrir el circuito—.

Por otro lado está el interruptor magnetotérmico o pequeño interruptor automático, el cual funciona de forma similar a la del fusible, con la salvedad de que no es desechable y se puede volver a utilizar ajustándolo después de que recibió la carga intensa.

Asimismo, el interruptor diferencial tiene un funcionamiento más sofisticado, ya que se instala por lo general en la toma de tierra de un inmueble y sirve para proteger a las personas en caso de cualquier contacto con partes que conduzcan la corriente eléctrica.

Finalmente el ICP o Interruptor de Control de Potencia es un dispositivo que instala la compañía de luz y cuya función es la de abrir el circuito en caso de que el usuario tenga demasiados aparatos alimentándose de la red eléctrica.

Te invitamos a revisar nuestro catálogo digital en donde encontrarás estos y muchos más dispositivos y equipo eléctrico, ya que en Asesores en Alta Tecnología somos una empresa con más de veinte años en la distribución de aparatos utilizados por los especialistas en instalaciones eléctricas. Lo único que tienes que hacer es contactarnos por este medio y nosotros te enviaremos tu pedido a cualquier parte de la República Mexicana. Recuerda que somos un servicio garantizado y de la más alta calidad.