La infraestructura de cualquier industria actual, depende directamente de la efectividad del sistema eléctrico instalado, por lo que es una inversión importante que llevar para poder ofrecer la mejor calidad de componentes en el sistema eléctrico que alimentara la maquinaria y demás aparatos para llevar a cabo las diversas operaciones industriales. Es por eso que desde hace más de 20 años, Alta Tecnología se ha caracterizado por distribuir la mejor calidad de equipos y material eléctrico de media y alta tensión en toda la república mexicana, ofreciendo una amplia diversidad de servicios de mantenimiento y reparación con un equipo de expertos que están en constante actualización. Como parte de nuestro interés por mantenernos en contacto con nuestros clientes, creamos el espacio de este blog para ofrecerte información útil sobre los diferentes productos y servicios que ofrecemos, porque creemos que entre más información tengas, más fácil es que encuentres justo lo que necesitas para cubrir tus necesidades de instalación eléctrica. En esta entrada de nuestro blog, revisaremos algunas especificaciones sobre el uso y las partes que componen al Restaurador OSM, un tipo de interruptor que tiene una amplia gama de usos en la industria eléctrica.

Restaurador OSM

Se entiende por Restaurador OSM un tipo de interruptor que cuenta con una conexión de tipo automática, y que por lo general se instala en las líneas encargadas de la distribución de la electricidad en un sistema eléctrico. Este tipo de interruptor es un equipo que permite interrumpir e incluso cerrar por completo, la corriente alterna de un sistema. Además, el restaurador cuenta con la capacidad de predeterminar la secuencia del total de las operaciones de cierre y apertura. A través de esta capacidad para controlar y predeterminar el cierre o la apertura, el restaurador puede, precisamente, restablecer la energía eléctrica del sistema en que está instalado. El funcionamiento de los restauradores se debe a los diferentes componentes que permiten que se  lleve a cabo este proceso. Así, pues, los componentes integrales de un restaurador, son: el cuerpo metálico del aparato que está aislado por medio de resina cicloalifática. La resina cicloalifática es un material especialmente adecuado para cubrir los aisladores que son soporte de los conductores. Este resina tiene una altísima resistencia a la descarga eléctrica superficial, por lo cual en caso de que esta llegue a ocurrir, no provocará ningún daño en el material ni en los conductores permanentes de la superficie. La resina tiene un alto nivel de resistencia a los subproductos ocasionados por la descomposición de ciertos gases, y por el arco eléctrico. La resistencia es un aspecto crucial de la resina aisladora particularmente en los compartimientos de interruptores como de desconectadores.

Los demás componentes que conforman los Restauradores OSM son los sensores que captan la señal eléctrica. Este tipo de equipos están hechos con una estructura autosoportada que brinda protección, además de que ofrece una forma sencilla de acceder a los diferentes componentes internos en caso de un mantenimiento o por si se debe corregir algún malfuncionamiento. Los restauradores suelen utilizarse cuando sucede una falla en algún sistema eléctrico en que la carga eléctrica esté teniendo variaciones importantes o cuando alguna bobina se ha deteriorado o está sobrecargada. Uno de los principales beneficios que ofrecen los restauradores, es que pueden operar por medio de secuencias que pueden ser programados para que se abran o se cierren durante un proceso normal de operación. Los intervalos entre el cierre y la apertura en los restauradores, es conocido como tiempo de reconexión. Otro momento importante en la función del restaurador, es el tiempo de reposo, que es el tiempo que transcurre entre el término del procedimiento o maniobra, y el tiempo que toma regresar a la programación original del dispositivo eléctrico.

El equipo del Restaurador OSM se puede clasificar en diferentes tipos dependiendo por el tipo de intervalos en los que trabajan. Los restauradores tienen la capacidad de poder ser acomodado con facilidad en distintos puntos del sistema de distribución eléctrica. algunas de las ventajas de los equipos restauradores, se deben por completo a la tecnología con la que funcionan las diferentes partes. A continuación resaltaremos algunas de esas ventajas principales. La más conocida, es la comprobación de las fallas, ya que después de que se ha trabajo una falla reportada, el restaurador lleva a cabo pruebas para poder verificar si existen otro tipo de problemas además del ya reportado. Otra ventaja importante es que todos los componentes de un restaurador se encuentran ensamblados en una sola pieza, lo cual logra la integración de los sistemas y optimiza el desempeño del restaurador y el sistema eléctrico. De hecho, gracias a que el sistema se encuentra unificado, se puede confirmar la tolerancia a la detección de corriente y de voltajes, lo que garantiza el funcionamiento preciso del interruptor. También, un restaurador puede mejorar el restablecimiento de circuitos de manera significante, recuperando el funcionamiento del mismo sistema, lo cuál permite no requerir de utilizar un sistema alterno.

De manera general, el restaurador es de fácil operación, y se pueden realizar conexiones fáciles y seguras equipadas en computadoras portátiles a la unidad de control del restaurador, desde las cuales se pueden realizar maniobras de operación con mayor facilidad. El Restaurador OSM que Alta Tecnología te ofrece, sin duda alguna te permitirá corregir y lidiar con cualquier falla en el sistema eléctrico. Además, la diversidad de productos que manejamos en nuestro catálogo, te permite elegir el tipo de tecnología que más te conviene y que realmente logra cubrir tus necesidades. Acércate a Alta Tecnología para conocer todos los servicios que nuestro personal experto puede llevar a cabo en cualquier instalación eléctrica.