Restaurador OSM

Los restauradores son interruptores que cuentan con reconexión automática, se instalan por lo general en líneas de distribución de electricidad. Es un equipo auto-controlador que puede interrumpir y cerrar un circuito que sea de corriente alterna, con una capacidad de predeterminar la secuencia de todas las operaciones de cierre o apertura, lo cual puede reestablecer la energía eléctrica.

Entre los objetivos de un restaurador, encontraremos que son fabricados para interrumpir una falla temporal antes de que se pueda convertir en una falla permanente y de esta manera puede reducirse el tiempo de la falla. De lo contrario, se tienen que coordinar otros dispositivos de protección que pueden ser hacia adelante y atrás, para poder aislar la línea en un punto cercano a la falla, pudiendo minimizarla en el tiempo de la interrupción.

Cabe destacar que los tiempos de operación de un restaurador pueden ser una secuencia de operación, cada restaurador puede ser programado para un máximo de 5 aperturas y por otro lado 4 cierres. Es importante comentar que los números de operaciones que puede permitirse un restaurador es la de una apertura hasta un máximo de cinco, como se dijo anteriormente.

Los tiempos de reconexión pueden ser en intervalos de tiempo en que los contactos del restaurador logran permanecer abiertos entre una apertura y una orden de cierre o de reconexión, el tiempo de reposición es aquel que se obtiene después del cual el restaurador repone su programación. La corriente mínima de operación es aquel valor mínimo de corriente para que el restaurador comience a ejecutar la secuencia de operación que se haya programado.

El principio básico de operación de los restauradores se da cuando la corriente puede alcanzar el valor de pickup, corriente de arranque, hasta en cuatro operaciones de disparo podrá ocurrir con un valor preestablecido en número­ con combinaciones de curvas de operaciones que pueden llegar a ser de mucha rapidez. Lo cual permitirá extinguir las fallas transitorias en un solo disparo y una curva de operación lenta para aislar las fallas que puedan ser permanentes.

Es importante señalar que son equipos autocontrolados, cuya principal característica es la de poder interrumpir algún tipo de sobrecorriente que pueda ser de un régimen transitorio y permanente, utilizando recierres fluidos y lentos, esto de acuerdo con cada una de las curvas  de tiempo-corriente definidas, cumple la finalidad de poder llevar a cabo una conexión adecuada con otros dispositivos ubicados en el circuito aéreo.

Un restaurador es un equipo que normalmente va instalado en un poste, sin embargo también se puede contar con la opción de poderse suministrar en pedestales, esto se hace dentro de un gabinete para poder instalarse a nivel de banqueta o en su caso en una subestación. Además, el restaurador cuenta con un controlador, microprocesador.

Para la aplicación de de un restaurador automático es posible ser usados en cualquier punto de un sistema de distribución donde el rango del mismo es adecuado para los requerimientos de un sistema. Entre los criterios técnicos para la correcta aplicación de estos equipos, se debe considerar que la corriente mínima de operación debe escogerse de modo que se detecten todas las fallas que ocurran dentro de la zona en la que se ha encomendado proteger.

Además, las curvas tiempo-corriente y la secuencia de operación se tienen que seleccionar adecuadamente, de este modo es posible coordinar su operación con otros elementos o con otros dispositivos de protección instalados en el sistema. Cabe destacar que un restaurador se encuentra conformado por un cuerpo metálico, en el cual se montan los interruptores con un aislamiento en resina cicloalifática de una gran longitud de fuga, pues es completamente diseñado para zonas contaminadas.

Es importante comentar que en el mismo cuerpo en donde va colocado el interruptor, también se montan sensores combinados para medidas de V e I de gran precisión que pueden permitir captar señales para su medida y posterior tratamiento. Algunas de las ventajas de estos equipos se encuentran completamente en su tecnología, sin embargo hay algunas que se deben resaltar, tales como:

  • Comprobación de falla, después de que se despeja una falla, el restaurador comienza a hacer pruebas para poder verificar si existen algunos otros problemas. Esto se realiza a través del accionamiento magnético para poder cerrarse de manera inteligente en un punto preciso de la onda de voltaje.
  • La integración de sistemas optimiza el desempeño, todos los componentes de un restaurador se encuentran ensamblados en una sola pieza desde la fábrica. No se necesita hacer ensambles en campo, ni cableados externos. El sistema se encuentra unificado, se prueba en la fábrica para poder confirmar su tolerancia a la detección de corriente y de voltajes, de esta manera se garantiza consistentemente el funcionamiento rápido y preciso del interruptor.
  • Restablecimiento de circuitos, un restaurador puede mejorar de manera significante el funcionamiento de un sistema de restablecimiento de un circuito, eliminando la necesidad de someter al mismo a uno alterno con un bucle para poder cerrar el enlace.
  • Es de fácil operación, si se necesitara hacer una operación local, la conexión WiFi da acceso fácil y seguro al personal que se encuentre equipado con una computadora portátil a la unidad de control y poder realizar todas las maniobras de operación.

En Asesores en Alta Tecnología, contamos con los mejores productos, equipos y material eléctrico que sea sometido en media y alta tensión, como los restauradores. Somos una empresa que cuenta con 20 años de experiencia en los que hemos podido brindar al mercado la mejor calidad en materiales para la electricidad, los cuales son de garantía y confianza.