Transformadores

En representación de Asesores en Alta Tecnología (ATT) les damos la más cálida bienvenida a este blog. Esta ocasión, hemos blogueado una entrada cuyo eje temático serán los transformadores. Con mayor precisión, tratará de aspectos que los interesados deben conocer sobre éstos, a saber, su estructura y composición, su función y por supuesto su importancia.

La importancia, estructura y función del transformador.

La mayoría de las personas realiza sus actividades cotidianas y vive su vida sin detenerse a pensar en los objetos que facilitan sus labores o prestan soluciones de gran utilidad. Estamos rodeados de aparatos eléctricos sin los cuales, seguro nuestras vidas serían más duras, algo muy curioso ya que la electricidad se comprendió y manipuló para el provecho humano recientemente, hace más de un siglo.

La manera en la que nos hemos habituado a los sistemas eléctricos es tal, que nuestro presente no tendría tales signos de desarrollo si no hubiesen surgido personas interesadas en manipular y entender la naturaleza de la electricidad. De entre tales objetos relativos al mundo de la electrónica, destaca la presencia del transformador.

El empleo del transformador en el ámbito doméstico e industrial, comienza a cobrar suma importancia ya que gracias a ellos podemos regular la amplitud de los voltajes, por ejemplo, aumentarla para que su consumo y transmisión sean más económicos, o disminuirla para que los equipos puedan operarse con seguridad y sin riesgos.

En nuestra cotidianidad estamos llenos de diversos aparatos eléctricos que cuentan con dicha pieza entre sus componentes, por ejemplo, la mayoría de las radios, los receptores de las T.V., los sistemas HD, automóviles, teléfonos, etcétera. Se trata sin duda de una lista bastante larga de productos que para su funcionamiento, es necesario el respaldo de un transformador, más no los mencionaremos todos por economía textual.

Debido a la amplia diversidad de aparatos que operan con transformador, se hace menesteroso analizar con detalle los diversos fenómenos que acontecen con las variaciones de polaridad en las bobinas que poseen, y observar su comportamiento ya sea al restarle o sumarle voltaje a tales bobinas según su conexión. De forma semejante, el control del voltaje es de mucha importancia pues mediante éste las reacciones del transformador a distintas cargas colocadas en él serán detalladas y mejor comprendidas.

Empecemos con lo más básico, ¿qué es un transformador? Se le conoce como tal a una máquina del tipo eléctrico que posibilita disminuir o incrementar la tensión (manteniendo la frecuencia) dentro de un circuito de corriente alterna. Ahora bien, ¿cuál es el principio del funcionamiento de un transformador?

Se trata de la inducción electromagnética, la cual consiste en un fenómeno de la naturaleza que funge como origen en la generación de un voltaje o fuerza electromotriz en un cuerpo o medio expuesto dentro de un campo variable magnético, o en un medio dinámico y móvil en relación a un campo estático magnético. Es de esta forma que cuando el medio o cuerpo (móvil o no) funge como un conductor, una corriente inducida se produce. Tal fenómeno fue conocido y descubierto gracias a los experimentos de Michael Faraday, el cual lo expresó señalando que  la variación de un flujo magnético es proporcional a la dimensión del voltaje inducido.

La inducción electromagnética fue enunciada por el químico y físico británico en la ley que lleva su nombre y hoy en día utilizamos, a saber, la ley Faraday. Dicha ley física establece que la magnitud de voltaje inducido dentro de una bobina es proporcional a la razón de variación del campo magnético en las espiras y al producto de la cantidad de éstas últimas. Otra ley, la de Lenz, establece que las corrientes inducidas actúan en un sentido de oposición a las variaciones del flujo magnético que las generó. Por otra parte, una corriente origina un campo electromagnético en el circuito donde circula, el cual mostrará variaciones si la corriente cambia. Cuando  esto sucede, se producirá un cambio en el campo magnético relacionado, dando lugar a un voltaje inducido en él.

Ya hemos pasado por una definición de los transformadores, así como su funcionamiento, ahora pasemos a observar cómo se componen, es decir, analizar su estructura con el fin de proporcionar al lector información íntegra y relevante. Un transformador está compuesto de un núcleo cuyo material de confección es el hierro, en el que se enrollan alambres o mejor dicho, han sido arrolladas vueltas de alambre. Tal conjunto de vueltas recibe el nombre de bobina y se divide en una parte primaria y otra secundaria.

La bobina secundaria entrega el voltaje que ha pasado por el proceso de transformación mientras que la primaria se encarga de recibir el voltaje de entrada. Debido a que la bobina secundaria se encuentra enrollada en el núcleo de hierro, circulará el flujo electromagnético por medio de las espiras. Al existir un flujo electromagnético que pasa a través de las espiras, se producirá por el alambre de la bobina secundaria un voltaje determinado. En tal bobina, si una carga está conectada habría un corriente.

Esperamos que esta lectura haya sido amena e informativa para quienes nos honran con su presencia. Por ahora, debemos dar por concluida esta entrada, no sin antes haberles invitado cordialmente a que se comuniquen con nosotros si desean adquirir transformadores de marcas reconocidas y de excelente calidad. Recuerden que cuando se trata de adquirir productos eléctricos en alta o media tensión, es menester acudir con profesionales con amplia experiencia en el negocio como Asesores en Alta Tecnología (AAT) para evitar arrepentimientos o adquisiciones de pésima calidad.

Somos los mejores si de comerciar con transformadores en Monterrey se trata. ¡Hasta la siguiente publicación de este blog!