transformador seco

Para la distribución de energía eléctrica se utilizan una gran variedad de herramientas y dispositivos, uno de ellos son los transformadores, que regulan la tensión eléctrica durante la distribución, puesto que la tensión requerida para el funcionamiento de los aparatos eléctricos es distinta en la industria y en el hogar. Por ello, la función de un transformador es tan importante.

Te damos la bienvenida al Blog de Asesores en Alta Tecnología empresa especializada en la distribución de equipos y material eléctrico para media y alta tensión. Este espacio es creado por nuestros especialistas para ti, donde podrás encontrar información útil y temas de interés sobre los productos y servicios que te ofrecemos. El día de hoy hablaremos sobre las ventajas que tiene un transformador seco.

La energía eléctrica es el tipo de energía que todos conocemos, puesto que prácticamente todo lo que utilizamos en la actualidad funciona con electricidad. Se puede decir que es imposible visualizar nuestras vidas sin las ventajas que nos da la energía eléctrica, asimismo muchas de las cosas que tenemos en la actualidad no existirían sin ella, como la computadora o el dispositivo móvil en el que estás leyendo este Blog.

Para su producción y distribución son utilizados una gran cantidad de dispositivos eléctricos diseñados específicamente para soportar las altas tenciones y la potencia requerida para que todo el mundo pueda disfrutarla en su hogar o utilizarla en la industria. Pero para que esto sea posible es necesario que la tensión de la energía eléctrica sea modificada, puesto que su tensión original, posterior a su generación, es muy alta (comparada con la requerida por los dispositivos industriales y del hogar) para que pueda ser transportada fácilmente de un lugar a otro a través de líneas eléctricas. Para lograr esto se utilizan los transformadores eléctricos.

Un transformador eléctrico es dispositivo que permite la regulación (aumento o reducción) de la tención dentro de un circuito eléctrico de corriente altanera, manteniendo la potencia de la corriente eléctrica. Existen una amplia variedad de trasformadores que se adaptan a distintos usos, desde industriales hasta caseros. Los tipos de transformadores se dividen según distintos factores, como nivel de voltaje, el número de fases, la forma de su núcleo, sus aplicaciones o su método de enfriamiento, por mencionar algunos.

Por su método de enfriamiento los transformadores se dividen en dos tipos: húmedos y secos. El transformador húmedo utiliza aceite para su enfriamiento, es usado para el aumento o la reducción de la tensión eléctrica, su costo suele ser menor a los transformadores secos, pero tiene varias desventajas, como el requerir un alto nivel de mantenimiento, el aceite utilizado para su enfriamiento en inflamable y puede presentar fugas que pueden contaminar la zona aledaña. Deber ser colocado en una zona alejada a otras infraestructuras y requiere de una construcción especial para su instalación, entre otras.

Por otro lado, el transformador seco es utilizado para la reducción de la tensión eléctrica que es suministrada por las compañías eléctricas. Su principal uso es en edificios públicos, oficinas, subestaciones de distribución, en industrias, entre otros. A pesar de ser una inversión mayor, a largo plazo resulta más económico de los transformadores húmedos.

A diferencia de los transformadores húmedos que utilizan aceite, los tipos seco se encuentra encapsulados al vacío, por lo que son a prueba de humedad, y utilizan en aire del ambiente para enfriarse. Esto los vuele idóneos para su uso en ambientes contaminantes o húmedos. Soportan hasta una humedad del 95% en temperaturas menores a los 25° C bajo cero.

Componentes y materiales de fabricación de los transformadores secos

Este topo de transformador se encuentra al vacío, por tal motivo no requiere de otros elementos para su enfriamiento, pero para su fabricación se deben utilizar materiales que permitan una baja resistencia eléctrica, que eviten choches eléctricos, con alta resistencia al fuego y que pueden ser reciclados. Los componentes que los conforman y sus materiales son los siguientes:

  • Núcleo. Es fabricado con láminas de acero al silicio (también llamado acero eléctrico o acero magnético) de alta permeabilidad magnética.
  • Devanadas con alambres de magneto de cobre o de aluminio con doble aislamiento de esmalte.
  • Para su aislamiento se coloca resina, que no absorbe humedad y no propaga las llamas en caso de un incendio localizado. Asimismo, el núcleo y las bobinas son barnizadas para una operación silenciosa y mejorar el aislamiento.
  • Para las conexiones entre los elementos utiliza conexiones tipo “Clema”, tornillos de latón y soleras de cobre.
  • El gaviete contiene a los demás elementos al vacío. Es fabricado con lamina de acero con un acabado de pintura acrílica que lo hace a prueba de polvo.
  • Placa de datos. Al gabinete se le fija en una zona visible una placa de datos de papel plastificado. Ésta sirve para la identificación de las terminales, los devanados y los voltajes que permiten una conexión segura.

Ventajas de los transformadores secos

Las ventajas que representa ante otros tipos de transformadores pueden dividirse en tres: impacto ambiental, instalación y uso.

Impacto ambiental

El transformador seco tiene un menor impacto al ambiente, a diferencia del transformador húmedo. Esto es gracias a su diseño a la vanguardia de la tecnología y los materiales utilizados para su fabricación. Entre las ventajas que podemos ver de este tipo de transformador, en cuanto a su impacto ambiental, resaltamos las siguientes:

  • Bajo riesgo de incendios. Esto también representa un nivel mayor de seguridad. Los materiales usados para su fabricación son retardantes al fuego y producen una emisión mínima de gases tóxicos. De igual manera es autoextinguible, por lo que requiere de una mínima instalación de sistemas de detección y extinción de incendios.
  • Ausencia de líquidos. Como hemos mencionado, a diferencia de los transformadores húmedos que utilizan aceite para su enfriamiento, los transformadores secos no tienen ningún tipo de líquido, por lo que el riesgo de contaminación por derrames es nulo.
  • Materiales reciclables. Una vez concluida su vida útil hasta el 90% de sus materiales pueden ser reciclados fácilmente. Con excepción de la resina utilizada para su encapsulado que es un material inerte, el resto de sus componentes son reutilizados.

Instalación

Otras de las grandes ventajas de un transformador seco es su fácil instalación que lo vuelve un dispositivo muy versátil y que se adapta a cualquier espacio disponible tanto en interiores como en exteriores. Puesto que, como hemos mencionado, tiene una alta resistencia a cualquier tipo de ambiente. Los transformadores secos te permiten:

  • Instalación en espacio reducido. Dependiendo el modelo es el espacio requerido, pero en general son un quince por ciento más pequeños que los transformadores húmedos y pesan hasta un diez por ciento menos.
  • Reducción de obras de construcción para su instalación. No requiere una gran infraestructura para su instalación. Y su ausencia de líquido te evitará la construcción de pozas colectoras, rendijas de extinción, barreras para evitar la propagación de fuego y derrames, etcétera.
  • Puede ser instalado dentro de los edificios. Por su espacio reducido, menor construcción para instalación y mayor seguridad puede ser instalado en interiores de edificios, incluso cerca de recintos con un frecuente tránsito de personal. De esta manera estará más cerca de la zona de alimentación eléctrica, lo que reduce costos de conexión y habrá una menor pérdida en las líneas.

Uso

Además de las ventajas que hemos mencionado, este tipo de transformadores tiene un buen comportamiento ante fenómenos sísmicos tan comunes en algunas zonas del país, al igual que son capaces de soportar condiciones balanceo y vibraciones. Asimismo, los transformadores secos tienen:

  • Mayor capacidad de sobrecargas. Al utilizar el aire como refrigerante y gracias a que sus componentes tardan más tiempo en alcanzar la temperatura de régimen, su capacidad de sobrecarga es muy superior. Por ello, son los más adecuados en zonas donde la alimentación de cargas requiere frecuentes alzas de corriente.
  • Mantenimiento reducido. Al contrario de los trasformadores húmedos en donde debe vigilarse el nivel de aceite y sus características dieléctricas, en los trasformadores de tipo seco únicamente se requiere una inspección periódica para verificar que no haya acumulación de polvo y suciedad.

Gracias a estas ventajas el transformador seco es ideal para su uso en la industria y los edificios en zona urbanas sin que represente ningún inconveniente. De igual manera, al ser ubicados cerca de las zonas de distribución y alimentación permitirá la optimización del sistema, reduciendo perdidas. En muchos países su instalación es obligatoria en edificios públicos por su seguridad, fácil instalación y ser amigable con el medio ambiente.

Para adquirir los mejores transformadores, de cualquier tipo, acércate con los expertos de Asesores en Alta Tecnología, donde podrás encontrar el equipo ideal para tu instalación eléctrica. Somos una empresa especializada en el área con más de 25 años de experiencia en el mercado. Contamos con un amplio catálogo en dispositivos, equipos y refacciones eléctricas, al igual que proveemos asistencia a nuestros clientes en instalación, programación y configuración de equipos para un óptimo funcionamiento.

Para conocer la amplia gama de productos que ponemos a tu disposición visita nuestro catálogo en línea. Si tiene dudas, requieres asesoría sobre nuestros productos y servicios o necesitas una cotización no dudes en contactarnos desde nuestro sitio web, con gusto te atenderemos. De igual manera, estamos para servirte en nuestra línea telefónica, correo electrónico y en nuestras oficinas en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.